Nada. No habría pasado nada

Vivimos a contrarreloj, con el tiempo casi cronometrado para cada una de las cosas que hacemos en el día. Nunca me había parado a pensar qué pasaría si, por una vez, rompiese esa rutina de horarios establecida. Ayer ayudaba a mi hija a vestirse para el colegio. Le puse los leotardos y, aún con cara... Leer más →

Anuncios

Blog de WordPress.com.

Subir ↑